Usuario:  Password:    Registrarme

Asesoramiento sobre Bomba de Calor:


Una bomba de calor es una máquina térmica que dispone de un compresor y que mediante gases refrigerantes y la inversión de ciclo, transmite frío o calor a otros equipos que a su vez lo aportan a la estancia donde se encuentran instalados.


Sistemas de Bombas de Calor


La principal ventaja de estos equipos es el alto rendimiento energético, pues gracias al equipo compresor y los gases refrigerantes con los que trabaja, por el consumo de 1 kwh puede superar la producción de 4 kwh; todo esto variable en función de diversos factores como el tipo de compresor, refrigerante, temperatura exterior, humedad, etc.


Como ejemplo de rendimientos y consumos, podemos indicar que para un rango de potencias de funcionamiento entre los 5 kw y 15 kw, supone una potencia de consumo entre los 1.5 kw y 4.5 kw


Este tipo de máquinas son de instalación exterior y puede utilizarse con distintos equipos interiores, consolas de pared, techo, conductos, etc, en instalaciones tipo aire – aire, y con radiadores de baja temperatura o suelo radiante en instalaciones tipo aire – agua.


En los últimos años el desarrollo de estas máquinas fue considerable, tanto en mejora de rendimientos como en ajuste de precios, esto nos permite hoy en día en poder instalar una bomba de calor prácticamente en cualquier vivienda, aunque en donde mejor se aprovecha su rendimiento es las viviendas unifamiliares por el consumo elevado en calefacción; (hablamos siempre de viviendas, aunque en locales comerciales su aplicación y ahorro puede ser aún mayor).

Este tipo de máquinas aplicadas en las instalaciones de Geotermia o Aerotermia, pueden reducir el consumo energético en un 60% con respecto a sistemas tradicionales de gasóleo o GLP, pudiendo rebajarlo entre un 20% y un 25% más (10% del coste inicial) con la tarifa eléctrica adecuada, lo que puede suponer un ahorro entre el 60% y el 70%.


Al igual que los demás tipos de instalaciones de calefacción, nuestro consejo siempre será el tratar de equilibrar costes de instalación con rendimiento, aún más en estos casos con unos costes iniciales más elevados.

La diferencia de costes de instalación entre distintos sistemas, puede llegar a superar los 20.000 € de inversión (30.000 / 35.000 € unos, 10.000 / 12.000 € otros), mientras que los costes anuales de consumo puede quedar en una diferencia entre los 300 y 500 €, lo que supondría un amortización entre los 40 y 66 años. Con estos datos tenemos que considerar si nos es rentable la inversión inicial.


Actualmente existen equipos que pueden ser utilizados individualmente, o como apoyo de otras instalaciones existentes, como el caso de calderas de distinto tipo, gasóleo, gas, etc.

En el caso de la Aerotermia, y como apoyo de otros sistemas, puede rebajar el consumo de los mismos en un 60%, lo que puede suponer un ahorro anual entre los 1500 y 2500 €, según el tipo de vivienda e instalación.


Como ya se comentó anteriormente es muy importante la contratación de la tarifa eléctrica adecuada, como en todas las instalaciones existentes de calefacción, la máxima demanda de calor y por lo tanto el máximo consumo y refiriéndonos siempre a viviendas, se produce en las horas más frías del día, habitualmente durante la noche. Por lo tanto y en la inmensa mayoría de los casos la tarifa con Discriminación Horaria sería la más económica, partiendo que tendría un precio durante esas horas con más de un 50% de descuento sobre la tarifa sin Discriminación Horaria.


Estos equipos además de la función de calefacción nos pueden aportar frío en verano, en base al tipo de instalación existente, splits, cassettes, fancoils, suelo radiante, etc.


Como en todos los casos un estudio adecuado nos permite realizar y disfrutar de una instalación eficiente tanto en niveles de consumo como de confort.

 

Contacta · Política de Privacidad · Ley de protección de datos · Nosotros · Empleo

©  2011 Comercial Clivema SL · Stratovare Web Desing Stratovare Web Desing