Usuario:  Password:    Registrarme

Asesoramiento calefacción (pensado para viviendas y/o pequeños locales):


La elección de un sistema de calefacción adecuado puede ser más compleja de lo que realmente podamos pensar inicialmente, ya que solemos tener cierta información que nos condiciona en un sentido determinado y nos suele faltar otra que nos puede llevar a tomar decisiones equivocadas.

Antes de pensar en un sistema concreto, debemos pararnos a pensar en varios conceptos y valorar las distintas opciones o posibilidades más aconsejables.


Sistemas de Calefacción


Tipo de instalación


Vivienda:Primera vivienda (uso habitual), Segunda vivienda (Uso puntual).

Comercial: Oficinas, locales comerciales, cafeterías, restaurantes, centros enseñanza, (interior, exterior), etc.


Opciones ( Distintos tipos de calefacción )


Calefacción de Gas:

Natural, Propano. Individual, colectiva etc.

Radiadores (hierro, aluminio, baja temperatura, etc)

Suelo radiante


Eléctrica Directa:

Caldera eléctrica, Emisores térmicos, Radiadores, Convectores, Infrarrojos, Radiante (empotrable suelo o techo, paneles, etc).


Eléctrica Acumulación:

Acumuladores de calor (Estáticos, dinámicos, automáticos), Híbrida (Acumulador / Emisor), controles de gestión (central de carga automática, cronotermostatos, etc).


Eléctrica con Bomba de Calor:

Bomba de Calor sistema partido

Aerotermia

Geotermia


Biomasa


Gasóleo: Individual, colectiva



Condicionantes


Tipo de local o vivienda a calefactar


En una vivienda unifamiliar, podremos instalar prácticamente cualquier sistema, Gas, Eléctrica, Aerotermia, Geotermia, Biomasa, Gasóleo, etc.


Tendremos que tener en cuenta la posible disponibilidad de las energías en la zona, si llega el gas canalizado, de no ser así posibilidad de instalar un depósito, si la acometida eléctrica será suficiente para soportar la potencia necesaria en calefacción, etc.


Espacio disponible según que tipo de instalación.


En una vivienda en planta o piso, las opciones quedan recortadas a los sistemas más sencillos y normalmente individuales; Eléctrica, Gas, Aerotermia.


Costes de instalación


Tanto en el caso de viviendas unifamiliares como en el de pisos, la diferencia de costes en equipos e instalación, puede ser más o menos considerable, pero incide de igual forma hasta el punto que si comparamos los costes y los consumos, se puede tardar entre 30 y 60 años en amortizar la diferencia de costes entre una instalación y otra; o lo que es lo mismo, estamos realizando una inversión que en términos económicos no sería rentable.


Ejemplo coste para un piso 90 m2


A. Coste estimado de instalación con sistema híbrido de acumulación y adecuación eléctrica: 3000 €

B. Coste estimado de instalación con caldera de gas (Condensación) y radiadores: 6000 €


Como se puede observar la instalación A ( Acumulación eléctrica ) es 3000 € más barata que la instalación de la calefacción de gas.


Analicemos ahora el consumo anual::

La diferencia de costes anuales aproximados entre los dos sistemas es de 100€, siendo más barata la calefacción de gas en caso de disponer de caldera de condensación, se realizó el estudio contratando la tarifa TUR con DH en el caso A y TUR 2 y DH en el B.


El tiempo necesario para amortizar la instalación sería de 30 años, resultado de dividir la diferencia de coste en instalación, 3000 € por la diferencia de coste en el consumo anual, 100 €.


Ejemplo coste para vivienda unifamiliar 200 m2


A. Coste estimado de instalación geotermia: 30000 €

B. Coste estimado de instalación aerotermia: 12000 €


Como se puede observar la instalación A es 18000 € más cara que la instalación B.


Comparemos ahora el consumo anual:

La diferencia de costes anuales aproximados entre los dos sistemas es de 300€, siendo más barato el sistema A.

El tiempo en el que amortizaría la diferencia de 18000€ de inversión sería de 60 años ( 18000 euros entre 300 euros de ahorro al año ).


Consumos


Los distintos sistemas que a su vez utilizan las mismas o distintas energías, deben analizarse junto al conjunto del resto de consumos de la vivienda, ya que en muchos casos la repercusión de los costes se da en el consumo general de la misma; entiéndase electrodomésticos, iluminación, agua caliente sanitaria, etc.

No solo se deben comparar las distintas energías, si no que también tenemos que analizar las distintas tarifas de un mismo sistema; y es en estas últimas donde existen más diferencias y un mayor desconocimiento del tema, sobre todo en el sector eléctrico.


Ejemplo para una vivienda de 90m2 ( piso en planta)

Tipo familia 3 ó 4 miembros.

Calefacción eléctrica directa (Radiadores, emisores, etc)

Termo para Agua Caliente Sanitaria (ACS)

Electrodomésticos e iluminación.

Ejemplo


Ejemplo costes comparativos para vivienda de 90 m2 ( Con tarifas TUR enero de 2012 y potencia igual o inferior a 10 kW)

Tabla


La diferencia de costes de consumo entre distintas energías y sistemas aún puede ser mayor, llegando a superar los 2000 € anuales en caso de viviendas unifamiliares, y comparando gas o gasóleo con Aerotermia, Geotermia o Biomasa.


En viviendas unifamiliares con instalaciones existentes de gas o gasóleo y mediante el apoyo de la Aerotermia, puede alcanzar un ahorro en el consumo del 60 % anual.

Como podemos observar, sería conveniente asesorarse adecuadamente antes de realizar cualquier tipo de instalación, y más aún si pensamos en sustituir un sistema ya instalado por otro nuevo para intentar ahorrar, puede que la inversión no sea amortizable a un plazo medio / corto, en caso de que no sea aún más costoso el nuevo sistema.


Cuando por mandato del Ministerio de Industria se cambió la antigua Tarifa Nocturna por la Discriminación Horaria, algunos usuarios en lugar de adaptar los equipos de acumulación a la nueva tarifa y mantener unos costes de consumo similares, optaron por cambiarlos por otros sistemas eléctricos directos (Emisores, radiadores), cambiando también a la tarifa sin Discriminación Horaria, este cambio además de un coste en equipos entre 2000 y 3000 €, les supone un aumento del coste anual en consumo cercano a los 900 €.

Entre los distintos sistemas de calefacción, existen diversas opciones según la utilidad de los mismos. En una vivienda o local de uso puntual o esporádico, se deberán instalar equipos o sistemas que aporten el calor de forma rápida, como radiadores eléctricos directos o radiadores de agua en aluminio. Estos sistemas por su rapidez de emisión del calor nos permiten calefactar un local de forma rápida y puntual según necesidades del mismo.

Ejemplo: Segundas viviendas, oficinas, aulas, etc.

Para el caso de viviendas habituales, o, locales de uso continuado, pueden utilizarse otros sistemas que aprovechen mejor la inercia térmica, y ayuden a mantener un confort constante y general de un modo más económico. Acumuladores de calor, suelo radiante, etc. En el caso de la bomba de calor, podrá disponer de frío y calor con un coste muy reducido. Igualmente podrá disponer de similar confort con la Geotermia o Aerotermia, si dispone de fancoils o suelo radiante refrescante.

En el caso de la bomba de calor (en las tres variantes que comentamos), podrá conseguir un ahorro económico por dos vertientes, primero por el ahorro energético, ya que según modelos pueden dar una potencia de 3 ó 4 kw con un consumo de 1 kw, además de poder aprovechar la tarifa con DH.

Si en una vivienda unifamiliar se puede ahorrar anualmente entre 1500 y 2000 € en calefacción con la Aerotermia y tarifa eléctrica sin DH, podremos ahorrar un 25% más si contratamos la tarifa con DH.


En todos los casos es muy importante el que todos los sistemas dispongan de controles de gestión precisos y fáciles de utilizar por el usuario, redundara en un mejor funcionamiento y mayor ahorro.

El control de la temperatura dentro de unos límites “normales”, también hará que se reduzca el consumo de forma notable, manteniendo un ambiente confortable.


Ejemplo:

Zonas día:

Sala estar y Cocina, entre 20 y 21ºC

Zonas de Paso, entre 19 y 20ºC

Dormitorios, entre 18 y 19ºC


El sobrepasar los 21ºC supone un importante incremento en los costes de consumo.



Conclusión:


Con un buen aislamiento y un uso racional de la energía se puede conseguir un máximo ahorro energético.

Con una instalación y tarifa energética adecuada se puede conseguir un mayor ahorro económico.

Uniendo todos los conceptos, podremos alcanzar la máxima eficiencia en ahorro energético y económico.



 

Contacta · Política de Privacidad · Ley de protección de datos · Nosotros · Empleo

©  2011 Comercial Clivema SL · Stratovare Web Desing Stratovare Web Desing